¿Quiénes somos?

Nunca olvido mi segundo día en Londres


Había dejado una carpeta con mi Pasaporte, seguro médico, carnet del instituto y otros documentos en un locutorio.

Regresé al lugar angustiada preguntando por “My carpet”. La persona encargada, un hombre de la India, intentaba entender, hacía caras sin saber por qué yo le preguntaba por un tapete. Fue hasta que dije “with my Passport” que el hombre cayó en cuenta y dijo” Folder”, “You are looking for you folder”

No olvidé la diferencia entre las dos palabras, así como nunca olvido que no es lo mismo Bother and Molest, Sensible and Sensitive, Actually and Currently. Cada una de estas palabras me recuerda una anécdota, siempre las cuento en clase.

Ese es el objetivo de MIND THE GAP EXPERIENCE: aprender con risas, aprender para no olvidar, hacer de tu aprendizaje una anécdota y así traer un poquito de Inglaterra a Colombia.

 Como he dicho antes, el inglés es una necesidad; en mi caso dicha necesidad un día me impulso a salir de mi zona de confort, de mi país. ¿Por qué lo hice? Porque sabía que dominando el inglés se cerraban brechas de comunicación, de información e incluso de entretenimiento.

Años después regresé a Colombia y al poco tiempo fundé Mind The Gap, con muchos sueños y sobre todo ganas de ayudar a mis amigos y conocidos que querían aprender Inglés. Varios de ellos han perdido oportunidades valiosas por no dominar el idioma. Una amiga se ríe y me dice que cada vez que vienen líderes de Estados Unidos ella queda gringa porque no entiende nada, otra me dice que no sabe cómo ayudar a sus hijos con la tareas porque no sabe ni papa, y otro me cuenta que lleva dos años intentando graduarse y no ha podido porque no cumple con el requisito del inglés.

Pienso en estos amigos, en mi familia y también en aquellos que quieren aprender y no pueden pagar instituciones costosas y es cuando recuerdo que enseñar no es un negocio, es un llamado. En mi caso enseño por pasión y servicio, no solo por el dinero, porque sé que el inglés abre puertas y la satisfacción de ver a otros cumplir sus sueños no tiene precio.

Mi nombre es Daihana Lisbeth Florez Baracaldo y junto a varios profesores de altísima calidad humana y profesional esperamos poder hacer esa diferencia entre «el inglés no me entra» y «lo logré».

Abrir chat